Como el yoga puede salvar nuestras escuelas

imageArriba: La maestra de Yoga Lael Simmons de la organización Breathe For Change (respirar para el cambio), en una guardería (fuente: http://www.breatheforchange.org).

¿Puede el yoga puede salvar nuestras escuelas? Breathe For Change cree que sí, siempre y cuando demos a los maestros las herramientas necesarias para hacer frente al estrés, a veces abrumador, de educar a los niños… La organización empezó el año pasado a asesorar a profesores para reducir el estrés y el desgaste de los maestros a través de prácticas de bienestar como el yoga y la concentración, y ya estamos viendo resultados alentadores en las escuelas de todo el país (para Estados Unidos).

“El estrés de los maestros es un problema enorme en nuestro país, actualmente” dice Sam Levine, director de Breathe For Change y ex profesor en el área de Washington DC. “Setenta y tres por ciento de los maestros dicen sufrir niveles extremos de estrés físico, mental y emocional, sin embargo, nuestro actual sistema educativo no está dando prioridad a su bienestar. Como resultado de estas condiciones, los maestros están dejando la profesión en masa. Algunos estudios estiman de que el 50 por ciento de ellos, deja el trabajo en los primeros cinco años. Muchos de los que se quedan en la profesión tienden a estar quemados, con el impacto negativo que representa esto en el aprendizaje del estudiante. Si queremos mejorar de manera sostenible nuestro sistema de educación, tenemos que centrarnos primero de todo en la salud y el bienestar de nuestros maestros”.

La fundadora de Breathe For Change, Ilana Nankin, era maestra de una escuela de primaria en una zona de bajos recursos en San Francisco, con doble inmersión en castellano e inglés, cuando se encontró con el yoga que la ayudó a lidiar con el estrés diario al que se que enfrentó como nueva maestra. Ilana comenzó a implementar prácticas mente-cuerpo en su clase, creando un rincón de paz y conduciendo al grupo de niños hacia ejercicios de respiración durante los intervalos entre actividades. Los estudiantes se comprometieron enseguida y lograron ser más capaces de concentrar sus mentes y regular sus emociones. “Mis alumnos no paraban de preguntar: ¿Cuándo hacemos yoga?” Recuerda Nankin. “Y tan pronto como practicábamos nuestro movimiento consciente, mis alumnos se calmaban y se centraban como nunca antes lo habían hecho”.

Inspirada por estos resultados, Ilana Nankin regresó a la Universidad de Wisconsin para terminar su doctorado. Mientras se centraba en investigar para su tesis doctoral, se focalizó en la cuestión del estrés y los maestros quemados – y su influencia negativa en la enseñanza y el aprendizaje. “Creo que mi hijo de 4 años de edad, Patrick, lo dijo mejor,” dice Nankin. “Una vez me dijo, ‘En una comunidad, primero hay que amarse a sí mismo. Porque si no te amas a ti mismo, no se puede amar a nadie más”. A través de Breathe For Change, Nankin se centra en la misión de su vida para asegurar que los maestros de todo el mundo cuenten con el apoyo en el cuidado de sí mismos, de modo que puedan ofrecer la mejor educación posible para sus estudiantes.

En España estamos un poco lejos aún de que el Yoga se introduzca en la escuela como otra actividad más. Pero no perdemos la esperanza. Cada día somos más los padres y maestros que abogamos por cambiar el rígido currículum escolar y enfocarlo hacia otros intereses humanos y artísticos como el arte, la música, el contacto con los animales y la naturaleza y el Yoga.

En SAVARI tienda Online de ropa de yoga estamos muy contentos de formar parte en la difusión del Yoga, la armonía y la salud en nuestro país. SAVARI no damos clases de Yoga pero si estás buscando pantalones de yoga o unos pantalones cagados con precios justos y elaborados con el mejor algodón, visítanos.

SAVARI
Urbanización Cal Esteve 228
Sant Salvador de Guardiola
08253 Barcelona. España
938 354 059
687 896 881
info@savari.biz

1 opinión en “Como el yoga puede salvar nuestras escuelas”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *